Archivo de la etiqueta: voluntariado Asia

Y colorín colorado…

Estándar
Y colorín colorado…

Hace bastante tiempo que quería actualizar el blog y no encontraba el momento, pero no quería dejar de cerrar esta fantástica etapa de mi vida. Y sí, aunque parezca mentira, unas cosas tienen que acabar para que otras empiecen y mi etapa india acaba aquí. Aun me quedan muchísimas historias por contar que, si el tiempo y la tecnología lo permiten, pretendo publicar en algún momento. Aquí queda para la historia la última foto tomada en India:

Comprando regalitos en el Dilli Haat

Comprando regalitos en el Dilli Haat

Parece mentira que aquellos 6 meses que empezaron como una aventura total, un sentimiento de saltar al vacío, hayan traído tantas cosas. Nada de lo que esperaba que iba a pasar ha sucedido, y nada de lo que ha sucedido pensaba que iba a pasar. Todos esos sitios maravillosos que he podido visitar, esas personas increíbles que se han cruzado en mi camino durante este tiempo y todo lo que he aprendido, espero poder llevarlo siempre conmigo. Imágenes como ésta (todos los créditos de esta maravillosa foto para Carlos Pablos, uno de los voluntarios de la Fundación Vicente Ferrer).

Visita FVF

Pero por ahora, este cuento se ha acabado.

¡Gracias a todos por seguirme durante este tiempo y por vuestro interés y cariño!

Anuncios

Mi primera semana en la casa Smriti House de Katmandu

Estándar
Mi primera semana en la casa Smriti House de Katmandu

Hace ya una semana que empecé esta segunda etapa de Nepal, un voluntariado en la Casa de acogida para niñas Smriti House en Katmandú, y hoy por fin he encontrado un huequecito para actualizaros.

La Smiriti House es una casa de acogida para niñas que provienen de entornos difíciles, zonas remotas, con familias desestructuradas, dificultades para poder seguir un buen ritmo de aprendizaje y que no tienen posibilidades de alimentar adecuadamente a todos los miembros de la familia. Esta casa está gestionada por una ONG española llamada Tierra, Agua y Sol Asociacion. El voluntariado consiste en vivir en la casa con las niñas durante un mes, ayudar con los deberes, los exámenes, llevarlas y recogerlas del cole, enseñarles inglés y español, jugar con ellas, etc…

No creáis que mis aventuras por estos mundos son siempre perfectas y maravillosas. Hay momentos de todo. Algunos momentos son duros, de echar de menos a muchas personas y cosas que te son familiares, de incertidumbre, de encontrarte en situaciones nuevas… y esta primera semana ha sido una de ellas. Cuando me trasladé a la casa, me sentía como una extraña en una casa nueva y no parecía encontrar mi lugar en todo esto. Las niñas, en especial las pequeñas, en seguida cogen confianza, te cogen cariño y además eres la novedad, y eso se traduce en que quieren estar siempre contigo, tocar todas tus cosas, peinarte, maquillarte y jugar contigo todo el tiempo. Y esto me resultó abrumador al principio.

Creo que he sido especialmente desafortunada (¿o afortunada? porque me imagino que todo será más fácil de aquí en adelante) en mi primera semana, porque esta semana han estado de exámenes, lo que se traduce en que sólo van al colegio unas horas para hacer el examen y vuelven a casa, a estudiar el resto del día. Además, la coordinadora de la casa no ha podido estar mucho por aquí porque su madre ha estado muy enferma. Así que en realidad he pasado la mayoría de las horas en la casa con las niñas. Supongo que os podéis imaginar porque no he actualizado el blog antes, no?

Las niñas, que tienen entre 8 y 16 años, me tienen alucinada con su autonomía desde el primer dia. Se ponen la comida en el plato, recogen y lavan su plato, se lavan y planchan su propia ropa, se ordenan el armario, se lavan y peinan ellas mismas, se cortan las uñas. ¡Todas! Desde la más pequeña a la más mayor. Me quedo alucinada cada vez que las veo tendiendo y recogiendo su ropa, doblándola y guardándola en su armario….

Las facilidades que la ONG pone para los voluntarios son fantásticas!! Una habitación y un baño de uso exclusivo para los voluntarios, comida variada para nosotros, atenciones. ¡Toda una delicia! Como estoy yo sola este mes, pues tengo toooooodo para mí.

En resumen, como os contaba, ha habido momentos de todo. Momentos muy divertidos jugando con las niñas, ayudándoles con los exámenes, llevándolas al cole, viendo películas. Pero también ha habido momentos de “esto me va muy grande” y “¿cómo voy a sobrevivir un mes?”, aunque estos ya se van reduciendo al mínimo.

Os dejo un resumen de las mejores fotos de la semana en la página de Facebook. También podéis acceder haciendo clic aquí.