Archivo de la categoría: Uncategorized

Un alojamiento alternativo en Nueva Delhi

Estándar
Un alojamiento alternativo en Nueva Delhi

Como en este viaje iba a pasarme varios días en Nueva Delhi decidí buscar una alternativa mejor al hotel en el que normalmente me alojaba en la zona de Paharganj. Paharganj es la típica zona para mochileros ubicada en el área de Old Delhi. Es una zona sucia, de calles estrechas, caótica y ruidosa, pero también es la zona con los hoteles más baratos en Nueva Delhi y con todas las comodidades para el viajero. Se puede llegar a esta zona a través de varias líneas de metro que tienen parada allí y también tiene una de las principales estaciones de tren, por lo que resulta bastante práctica, especialmente si la intención es quedarse poco tiempo sólo para conectar con un vuelo o tren.

Por suerte encontré un Bed and Breakfast súper chulo: el Bed and Chai. Se trata de un alojamiento diferente. Está dirigido por dos chicas francesas que llevan ya muchos años residiendo en India. Yo conocí a Coraline mientras estuve allí y os puedo asegurar que es un auténtico encanto (¡y además habla español!), pero tanto ella como su equipo fueron amabilísimos y me ayudaron en todo lo que necesité.

BedandChai habitacion

 Desde mi punto de vista, varias son las razones por las que Bed and Chai puede ser una buena alternativa para alojarse en Nueva Delhi unos días. Primero, que está en una zona residencial del sur de Delhi. De esta forma puedes conocer un Delhi muy diferente, más tranquilo y menos invasivo, donde puedes pasear por la calle sin que nadie te aborde ni te moleste. Eso sí, al ser una zona residencial típica de Nueva Delhi, no encontrarás tantas tiendas ni servicios como en otras zonas más turísticas. Todas se concentran en pequeños complejos comerciales donde puedes encontrar tiendas de ropa, supermercados, bancos, joyerías, tiendas de zapatos, cafeterías, etc.

Otra de las cosas positivas de Bed and Chai es que realmente te hacen sentir como en tu propia casa. Yo estuve allí a finales de mayo, cuando el calor en Nueva Delhi era terrible y salir a la calle era todo un acto de valentía, así que pasé mucho más tiempo en  que en la calle. Pude holgazanear a mi aire, tirarme en el sofá del hall a leer o trabajar tranquilamente en el ordenador sin moverme de debajo del ventilador del comedor. Puedes usar la nevera, cocinar a tu aire utilizando todos los utensilios que tienen disponibles y rellenar tus botellas de agua con agua fría!

BedandChai cocina

Pero claro, como lo bueno, bonito y barato no existe… los precios son algo elevados aunque incluyen un buen desayuno y buena conexión a wifi.

BedandChai expositor

  

BedandChai a cenar!

 

BedandChai cenita

Anuncios

Subida al Namgyal Tsemo. ¡Prueba superada!

Estándar

Si veis una foto general de Leh, la típica, con el Palacio de Leh de fondo y en alto, vigilando la ciudad, veréis que aun más alto que el palacio hay un pequeño punto blanco en lo alto de un pico. Se trata del fuerte y el monasterio Namgyal Tsemo, de mediados del siglo XVI que se dice es la residencia real más antigua de Leh.

Pues bien, después de mis dos no-visitas al Palacio de Leh, no podía dejar escapar la oportunidad de visitar ese pequeño punto blanco que dominaba la ciudad y que estaba todavía más alto que el Palacio. Como nunca llegué a acostumbrarme del todo a los 3500 metros de altitud de Leh, cualquier subida o cuesta suponía todo un desafío para mí. Varias veces intenté visitar el Namgyal Tsemo cogiendo el camino corto, que es directamente una montaña por la que hay que hacer alpinismo. Cuando ya faltaban unos días para irme me propuse que eso no podía quedar así y decidí llegar, aunque fuera por el camino largo, que es una carretera que rodea todo el valle hasta llegar al templo y residencia. Fue largo y cansado, pero también fue una manera de disfrutar de las fantásticas vistas de la ciudad de Leh desde las alturas. Aquí os dejos las mejores imágenes de la ascensión.

Allí arriba podéis ver la carretera que rodea el valle. Está alta, eh?

Allí arriba podéis ver la carretera que rodea el valle. Está alta, eh?

 

Caminante no hay camino....  Por la carretera, ¡ya queda menos!

Caminante no hay camino….
Por la carretera, ¡ya queda menos!

 

Namgyal Tsemo

 

Los famosos baños "ladakhi style"

Los famosos baños “ladakhi style”

 

Ya llego, ya llego!!!

Ya llego, ya llego!!!

 

¡¡Llegué!!

¡¡Llegué!!

 

Namgyal Tsemo

 

Leh

Leh

 

Ya bajando, algunas casas típicas de la zona

Ya bajando, algunas casas típicas de la zona

Namgyal Tsemo

 

Namgyal Tsemo

Intentando beber agua

Intentando beber agua

¿Dónde vivía en Leh?

Estándar

Cuando volví a Leh después de estar varios meses paseando por ahí, la verdad es que fue todo un alivio pensar que por fin iba a poder quedarme en un sitio durante unos meses y hacer de un sitio “mi casa” de nuevo. Lo necesitaba.

Una de las cosas que más me apetecía era cocinar. Después de llevar tanto tiempo viajando por ahí y comiendo siempre fuera de casa, me moría por poder cocinar yo misma. Por eso, aunque primero pensé en quedarme con una familia ladakhi, al final opté por buscar una habitacioncita con cocina y baño. Thinlas me ayudó y localizó un guesthouse que tenían una habitación separada del resto del complejo del guesthouse con un baño y una cocinita pequeña. Como yo quería llegar y poder quedarme ya allí, no pude visitarlo antes y simplemente lo acepté.

Cuando llegué al Gangba Guesthouse me hizo gracia que el guesthouse fuese tan típicamente ladakhi, aunque mi habitación no lo era. El Guesthouse era un negocio familiar y debía de irles muy bien porque habían ampliado ya a 2 edificios! También estaba la casa donde vivía la familia, de típico estilo ladakhi y mi pequeño edificio. Había un jardín, un huerto y animales. Mi habitación era muy simple, con un mini armario, una mesa y una cama. Además, el sol no entraba nunca directamente por la ventana para calentar la habitación, por lo que solía hacer mucho más frío que en el exterior. La cocina era muy pequeñita y con muy pocos cacharros para cocinar. La familia era correcta en el trato, aunque muchas veces sentía que les molestaba cuando les pedía algo. Además, aunque yo me había comprometido a quedarme dos meses allí y estaba pagando una cantidad algo más alta de lo que tenia previsto, a mí no me trataban como al resto de huéspedes que estaban en las habitaciones normales. Por ejemplo, yo no tenia acceso al Internet, ni agua caliente, ni mantas extras, ni derecho a utilizar la electricidad del generador cuando se iba la luz (era la única que me quedaba a oscuras todas las noches cuando se iba la luz).

Mi residencia en el Gangba Guesthouse

  Mi residencia en el Gangba Guesthouse

 

El techo de mi habitación, muy típico ladakhi!

El techo de mi habitación, muy típico ladakhi!

 

Casa familiar, típica casa tradicional de la región.

Casa familiar, típica casa tradicional de la región.

 

El sitio no estaba mal, aunque me daba mucho miedo pensar en cómo iba a poder sobrevivir a la bajada de temperaturas que estaba por venir, porque la verdad es que hacia ya bastante frío en la habitación, aunque las temperaturas para esa zona todavía eran agradables.

Afortunadamente, Daniel, un catalán que fue mi compañero en el viaje suicida al lago Pangong me habló del lugar donde estaba él: una habitación enorme con cocina y baño en el gesthouse Julay, que además estaba mucho más cerca del centro y al lado justo de la oficina donde yo iba a trabajar. Así que no tardé nada en ir a verla y acordar un precio con la familia y en dos días ya estaba instalada allí!! Y vaya cambio!! Mucha más luz, más grande, la familia que llevaba el negocio eran amabilisimos y yo podía utilizar todas las facilidades que había en la casa. Cuando me mudé, ya me avisaron que en cuanto bajasen más las temperaturas tendrían que cortar el agua de las cañerías, pero que cada mañana me traerían un cubo de agua caliente para bañarme. Y así hicieron durante los casi dos meses que estuve allí. Además también me traian agua filtrada para beber, y se encargaban de la basura y de la limpieza semanal de la habitación. Y todo esto, ¡más barato que en el Gangba Guesthouse! Todo un regalo!!

Mi habitación

Mi habitación

 

Todavía mi habitación

Todavía mi habitación

 

Cocina

Cocina

 

Leh en invierno

 

Desde luego, lo recomiendo a cualquiera que pase por Leh.