Archivos Mensuales: septiembre 2013

Final del paseo por Nepal

Estándar
Final del paseo por Nepal

Hoy es mi último día en Nepal. Termina mi paseo y empieza otro. Como siempre que acaba una etapa, aunque haya sido una decisión voluntaria, no puedo evitar tener esa mezcla de sentimientos de tristeza por algo que acaba, y entusiasmo por algo nuevo que  empieza.

Estos dos meses en Nepal han sido intensos pero diferentes, llenos de muchas cosas. He viajado, he conocido a mucha gente, he visitado lugares nuevos y lugares ya conocidos y he aprendido muchas cosas.

Este último mes lo he pasado en la zona de Boudha, el barrio tibetano de Katmandú.  Es, sin duda, mi lugar favorito de Katmandú y ha sido todo un regalo poder estar viviendo aquí. Casi todos los días he visitado la famosa estupa. La he visto bajo la lluvia, bajo el sol, bajo la luna, de blanco, con los dibujos del loto recién hechos, con peregrinos haciendo ofrendas…

Boudha Stupa

Boudha Stupa noche

Boudha Stupa

Generando actividades en la casa. ¡Imaginación al poder!

Estándar

Estando en la casa, una de las responsabilidades que tengo es realizar actividades de 7 a 8.30h de la mañana. Las chicas que estaban antes daban clases de español, que además a las niñas les encanta y siempre van chapurreando cosas en español, así que decidí seguir con la misma rutina.

Durante este mes hemos jugado a diferentes juegos, que además hemos creado nosotras mismas:

–          Memory Card: hemos dibujado diferentes objetos en tarjetas que luego había que unir con sus respectivos nombres en español. Este ha sido, con diferencia, el más exitoso de los juegos.

–          Colocar la tarjeta con el nombre de un objeto en español en el objeto real en la casa.

juegos

juegos

juegos

–          Lotería con animales: hemos coloreado diferentes animales y escrito el nombre en español para jugar al bingo.

Loteria 1

Loteria  2

–          Dominó: Hemos dibujado y coloreado las frutas en las fichas de dominó.

Domino

–          Sopa de Letras: hemos jugado a sopas de letras con los nombres de los medios de transporte, los días de la semana, los meses del año, los colores, frutas y animales.

Sopa de letras 1

Sopa de letras 2

Cuando una película de Disney puede ruborizar a unas niñas

Estándar

Una de las cosas que más me sorprende de Nepal y a la que no consigo acostumbrarme, es la segregación entre niños y niñas, que, claro, luego se traduce en hombres y mujeres. En general, creo que en Nepal es un poco menos exagerada que en India, pero aun así no dejan de llamarme la atención pequeños detalles. Por ejemplo, en el colegio donde van las niñas del centro realizan unos ejercicios en el patio del colegio antes de salir. En estos ejercicios todos los niños se ponen en fila separados por clases, y cada clase separada por niños y niñas, que van en diferentes filas. Cuando le pregunto a las niñas si tienen amigos o amigas, todas, desde las más pequeñas a las más mayores, me dicen que solo tienen amigas y que todos los niños son malos. Y de hecho, por la calle difícilmente ves grupos de niños y niñas juntos. En casa, las niñas son exageradamente pudorosas de su cuerpo y su intimidad. Para cambiarse de ropa cierran la puerta o se esconden en una esquina y siempre se cuidan mucho de ir muy tapadas, incluso cuando juegan. Cuando vemos alguna película y los protagonistas se besan, se tapan los ojos o se giran para no verlo.

Con estos antecedentes, os podéis imaginar que cuando voy a comprar alguna película para ver los sábados, tengo que tener mucho cuidado. La última semana me decidí por una de las películas de Disney para jóvenes, porque pensé que con Disney nunca podría fallar. Y debo admitir que ¡¡High School Musical les encantó!! Creo que la han visto ya como tres veces. Pero lo que a mí me llamó la atención fue ver que las niñas se ruborizaban en un par de escenas de la película. ¡De una película de Disney! Una de las escenas fue cuando una de las protagonistas aparece en la piscina con un bañador entero. Todas lanzaron un “Uuuuuhhh!”. Las otras escenas eran cada vez que dos de los protagonistas intentaban besarse. Algunas se tapaban los ojos, otras se giraban a ver mi reacción…

Me pareció tan surrealista y a la vez representativo de la cultura nepalí, que os lo tenía que contar.

Como hacer momos y no morir en el intento

Estándar
Como hacer momos y no morir en el intento

Me encantan los momos y hace tiempo que quería aprender a hacerlos. Varias veces he querido hacer uno de esos cursos en los que te enseñan a cocinar varios tipos de momos, pero por unas cosas u otras nunca he podido. Pero fíjate que cosas tiene la vida, que estando en la casa en Katmandu, me dijeron que ellas hacían momos algunas veces porque a las niñas les encantaba y que me podían enseñar. ¡Y yo encantada!

Pobre de mí, sin saber lo que se me venia encima. Debí imaginar lo que se me venia encima cuando a las 7 de la mañana le pedí a la cocinera que me acompañara a un sitio pero me dijo que no podía porque tenia que hacer momos. Y es que, desde que las niñas se fueron al colegio hasta mucho después de que volvieran, estuvimos preparando momos… Primero hay que cortar todos los ingredientes y separarlos porque normalmente se hacen momos vegetarianos y momos no vegetarianos. Hay que pelar y picar todos los ingredientes, hacer la masa, cocinar el pollo, picarlos, mezclarlo con el resto de los ingredientes, hacer cada una de las placas de masa para envolver los momos, poner el relleno, cerrarlo y cocinarlo al vapor por 20 minutos. En total estuvimos unas 7 horas!!!

Arya cortando y preparando todos los ingredientes para los momos

Arya cortando y preparando todos los ingredientes para los momos

Preparando la masa para los momos

Preparando la masa para los momos

momos 3

momos 2

Cuando acabamos, estábamos agotadas, con dolores en todo el cuerpo, y con ganas de no volver a ver un momo en muuuuuucho tiempo.  Pero las niñas estaban felices. ¡¡¡Una de ellas se comió 21 momos!!! Valió la pena, aunque no creo que vaya a repetirlo…

Celebando Teej en Nepal

Estándar
Celebando Teej en Nepal

Esta semana han terminado las celebraciones del Festival Teej que se celebra con gran devoción por muchas mujeres en India y Nepal. Aunque en la casa donde yo estoy no se han seguido los rituales típicos de estos días, me ha parecido una celebración tan interesante, que he querido compartirlo con vosotros.

Teej es la fiesta por excelencia de las mujeres, sobretodo de las mujeres casadas. Se realiza en el mes de agosto o principios de septiembre.  Las mujeres casadas observan Teej para honrar a Shiva y que le conceda una vida larga y saludable a su marido. Las mujeres solteras lo hacen buscndo encontrar a un buen marido.

Teej Festival 2

Teej consiste en 3 días de celebracion en el que se alterna un día de de fiesta y danzas tradicionales, con otro de ayuno absoluto (no pueden comer ni beber nada durante todo el día), seguido de un tercer día en el que deben pasar varias horas limpiando cuidadosamente todo el cuerpo para así ser purificadas de sus pecados y se cumplan sus deseos.

Para mí lo más destacado de estos días es que las mujeres se visten con preciosos saris rojos y se arreglan y se maquillan, casi como si volvieran a ser las novias. Ya días antes se ven colas de mujeres en las tiendas de accesorios y maquillaje.

Uno de los días fuimos a visitar un templo cercano donde varias mujeres se acercaron, ataviadas con sus saris rojos, a hacer las ofrendas.

Teej Festival 3

 

Teej Festival 5

 

 

No sé a vosotros, pero a mí, lo que más me llamó la atención cuando me explicaron en qué consistía la fiesta, era que aun llamándola “fiesta de las mujeres”, el fin último del ayuno, el maquillaje, las ofrendas, etc. fuese la salud y el bienestar del marido. Interesante, ¿no os parece?

Mi primera semana en la casa Smriti House de Katmandu

Estándar
Mi primera semana en la casa Smriti House de Katmandu

Hace ya una semana que empecé esta segunda etapa de Nepal, un voluntariado en la Casa de acogida para niñas Smriti House en Katmandú, y hoy por fin he encontrado un huequecito para actualizaros.

La Smiriti House es una casa de acogida para niñas que provienen de entornos difíciles, zonas remotas, con familias desestructuradas, dificultades para poder seguir un buen ritmo de aprendizaje y que no tienen posibilidades de alimentar adecuadamente a todos los miembros de la familia. Esta casa está gestionada por una ONG española llamada Tierra, Agua y Sol Asociacion. El voluntariado consiste en vivir en la casa con las niñas durante un mes, ayudar con los deberes, los exámenes, llevarlas y recogerlas del cole, enseñarles inglés y español, jugar con ellas, etc…

No creáis que mis aventuras por estos mundos son siempre perfectas y maravillosas. Hay momentos de todo. Algunos momentos son duros, de echar de menos a muchas personas y cosas que te son familiares, de incertidumbre, de encontrarte en situaciones nuevas… y esta primera semana ha sido una de ellas. Cuando me trasladé a la casa, me sentía como una extraña en una casa nueva y no parecía encontrar mi lugar en todo esto. Las niñas, en especial las pequeñas, en seguida cogen confianza, te cogen cariño y además eres la novedad, y eso se traduce en que quieren estar siempre contigo, tocar todas tus cosas, peinarte, maquillarte y jugar contigo todo el tiempo. Y esto me resultó abrumador al principio.

Creo que he sido especialmente desafortunada (¿o afortunada? porque me imagino que todo será más fácil de aquí en adelante) en mi primera semana, porque esta semana han estado de exámenes, lo que se traduce en que sólo van al colegio unas horas para hacer el examen y vuelven a casa, a estudiar el resto del día. Además, la coordinadora de la casa no ha podido estar mucho por aquí porque su madre ha estado muy enferma. Así que en realidad he pasado la mayoría de las horas en la casa con las niñas. Supongo que os podéis imaginar porque no he actualizado el blog antes, no?

Las niñas, que tienen entre 8 y 16 años, me tienen alucinada con su autonomía desde el primer dia. Se ponen la comida en el plato, recogen y lavan su plato, se lavan y planchan su propia ropa, se ordenan el armario, se lavan y peinan ellas mismas, se cortan las uñas. ¡Todas! Desde la más pequeña a la más mayor. Me quedo alucinada cada vez que las veo tendiendo y recogiendo su ropa, doblándola y guardándola en su armario….

Las facilidades que la ONG pone para los voluntarios son fantásticas!! Una habitación y un baño de uso exclusivo para los voluntarios, comida variada para nosotros, atenciones. ¡Toda una delicia! Como estoy yo sola este mes, pues tengo toooooodo para mí.

En resumen, como os contaba, ha habido momentos de todo. Momentos muy divertidos jugando con las niñas, ayudándoles con los exámenes, llevándolas al cole, viendo películas. Pero también ha habido momentos de “esto me va muy grande” y “¿cómo voy a sobrevivir un mes?”, aunque estos ya se van reduciendo al mínimo.

Os dejo un resumen de las mejores fotos de la semana en la página de Facebook. También podéis acceder haciendo clic aquí.

Matrimonio arreglado o por amor?

Estándar

Hoy quiero compartir con vosotros un interesante artículo sobre una de las cuestiones más asombrosas, desde nuestros ojos occidentales, de India.

Os aseguro que esto es así y pasa todavía. Me he encontrado con muchos casos de jóvenes, modernos, con estudios universitarios, que viven en ciudades grandes, y que me han contado sus culebrones amorosos y su presión para casarse pronto porque la edad apremia. En general, las chicas deberían casarse rondando los 24 años, y los chicos pueden esperar hasta los 30. Cuando sienten que ya les toca, o la familia presiona tanto que al final vence, los padres empiezan la búsqueda de la pareja. He conocido casos en los que las chicas han conocido al pretendiente y lo han rechazado, aunque saben que tienen un número limitado de “rechazos” que pueden utilizar.

En general es algo muy difícil de asimilar para nosotros, pero muy interesante. También es muy interesante las preguntas que ellos me hacen a mí sobre cómo se maneja esto en mi país y mi cara de poker para intentar explicarlo…

¡Espero que os guste el artículo!

Matrimonio arreglado o por amor?.