Mi reencuentro con India

Estándar

Llegué a Delhi de nuevo el 23 de julio a las 8.00h. Era la primera vez que viajaba a India en época de Monzón y sabía que iba a ser duro. ¡Y vaya si lo fue! Delhi me recibió con 32 grados a las 8h de la mañana, que se convirtieron en 45 grados a la 1 del mediodía. Esta temperatura, unida a la excesiva humedad, fue todo un shock. Sólo me apetecía estar tirada en la cama del hotel, debajo del ventilador que giraba a máxima potencia.
A pesar de todo esto, y de estar en Delhi (os aseguro que no es mi ciudad favorita en el mundo….), me reencontré con India y recordé por qué me tiene fascinada. Es llegar a India y no sé qué pasa, que empiezas a sonreír más, a dar las gracias más, la amabilidad y las sonrisas de la gente me fascinan, los colores, la imprevisibilidad. Y eso es lo que encontré a mi llegada, y así recordé por qué había vuelto otra vez a visitar este país caótico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s