Archivos Mensuales: abril 2013

Vacaciones en Leh

Estándar
Vacaciones en Leh

Tras finalizar mi periodo de voluntariado en Udaipur, pasé mis últimos días en Leh, la población más importante de Ladakh. A pesar de algunos problemillas de salud y muchas incomodidades pro el frío y las condiciones tan duras de esa región, fue una experiencia fantástica y una muy buena forma de finalizar mi etapa en India.

Leh se encuentra en medio de las laderas del Himalaya. Parece que puedes tocar las montañas con las manos. Ladakh es una región sorprendente, formada por las montañas más altas y los valles más secos del mundo. La altitud media es de 5.300 m, aunque Leh está a 3.500 m. La ubicación geográfica de la zona la ha convertido en un objetivo militar. Los chinos, aprovechando su incalificable anexión del Tibet, se adueñaron de una parte, y los pakistaníes se apresuraron a quedarse con otra. Ello obligó al ejército indio a mantener permanentemente más de 150.000 soldados en el territorio, que no pasan desapercibidos. Los habitantes de Ladakh son budistas y han acogido a numerosos refugiados tibetanos. También hay una numerosa población nepalí.

La sociedad y la cultura en general son muy diferentes a Rajasthan. En Leh era muy normal ver mujeres trabajando, sentadas en restaurantes, reunidas con amigas. Para mí fue mucho más fácil moverme por allí. Me sentía menos acosada visualmente, las personas que se me acercaron a hablar parecían más amigables, con menos preguntas en forma de interrogatorio. El ambiente era mucho más tranquilo y relajado.

En mis 10 días de visita en Leh pasé por 3 hoteles/hostales diferentes y una casa familiar… Me voy a convertir en una experta en alojamientos! El primero fue el Padma Guesthouse & Hotel, un hotelito familiar con un trato muy amable y unas vistas impresionantes. Yo me alojé en la parte de hotel, que es la única que está abierta en invierno y es de los pocos hoteles que tienen agua corriente y calefacción central en invierno. Un poco caro, pero muy acogedor. De allí pasé al Bimla Guesthouse. Un hostal sencillito pero bien de precio. Para el frío que hacía, no había muchas comodidades (agua fría y caliente facilitada en cubos, pequeño aparato de calefacción para la habitación por 100 rupias adicionales, no hay restaurante). De allí a un resort similar al Padma Guesthouse. Lo bueno de cambiar de alojamiento estando en Leh es que pude negociar los precios de las habitaciones bastante bien, especialmente por ser temporada baja.

Aquí tenéis mi selección de fotos favoritas!